Banner-OR

¿Quiénes Somos?

«Desde 1993 junto a vos»

Nuestra filosofía

El objetivo central de la institución es formar a ciudadanos integrales, que se desarrollen desde los principios humanísticos, convirtiéndose en mejores personas y mejores profesionales.

Nuestros inicios

La UCAT se funda en mayo de 1993 por iniciativa de los Obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica, por lo que la Universidad le pertenece a la Iglesia Católica costarricense.

Nuestras sedes y carreras

La Universidad posee cuatro sedes distribuidas geográficamente a nivel nacional en Moravia, San Carlos, Nicoya y Ciudad Neily, en donde cuenta con 39 carreras aprobadas en los grados de bachilleratos y licenciaturas, 13 maestrías y un doctorado.

Misión

Formamos personas con sentido y compromiso cristianos, mediante procesos de docencia, investigación y acción social, garantizando que los descubrimientos científicos y tecnológicos sean puestos al servicio de la dignidad humana y de la sociedad.

Visión

Ser reconocida nacional e internacionalmente como una universidad católica, orientada al desarrollo integral de las personas, mediante el mejoramiento continuo de los procesos, para garantizar que los avances en los distintos campos del saber beneficien a la sociedad

Principios

a. El proceso de acciones globales de la Universidad estará orientado y articulado según los lineamientos y postulados básicos de la Iglesia Católica para las Universidades Católicas.

b. La Universidad formará integralmente profesionales en todas las áreas del saber humano, que juzgue oportuno.

c. La Universidad mantendrá un permanente examen crítico de sus métodos y técnicas con el fin de optimizar el tiempo y el esfuerzo requeridos para atender el creciente acervo de conocimientos y destrezas necesarios en las profesiones de las cuales se ocupe.

d. La Universidad será un espacio y un tiempo donde se auspicie, estimule y vitalice la búsqueda de la verdad, mediante el diálogo y la reflexión que permitan aplicar con profundidad la razón, discernir los fines de los diversos proyectos sociales a la luz de la ética cristiana, y generar utopías.

e. La Universidad estará inmersa en la realidad circundante, nacional y mundial, a cuyo mejoramiento y transformación prestará su contribución seria, serena, racional y creativa.

Shortcode is empty