La Orientación es un  proceso de ayuda continua, a todas las personas, en todos sus aspectos, a lo largo del ciclo vital, que tiene  una finalidad de   prevención y desarrollo, mediante programas de intervención educativa, personal, laboral  y social (Álvarez, 2002).  Son variados los  escenarios en los que se pueden desempeñar las personas profesionales en Orientación, por ejemplo, escuelas, colegios, universidades, centros penitenciarios, organizaciones públicas y privadas,  o mediante consulta privada.